Primeros pasos hacia la Transformación Digital

El proceso de progresiva Digitalización está cambiando nuestra vida cotidiana, nuestros hábitos de consumo y la forma en que fabricamos, trabajamos y nos comunicamos. Esta Transformación Digital va más allá del uso e implementación de nuevas tecnologías, repercutiendo directamente en los modelos de negocio de las empresas, convirtiéndose en un activo fundamental y en una palanca clave para potenciar su competitividad.

Para poder abordar el reto que conlleva la Transformación Digital en organizaciones de la Industria Mar-Alimentaria, debemos tener en cuenta una serie de pasos básicos que nos ayudarán a liderar el cambio de una forma organizada y evitarán complejidades a futuro.

1. Entendimiento del contexto/estrategia actual

Cabe tomar consciencia que para extraer toda la potencialidad de la Transformación Digital de una organización es preciso identificar las necesidades e intereses de todas las partes involucradas, no sólo internas a la organización (departamentos, responsables, dirección, accionariado…) sino también toman especial relevancia las externas (clientes, proveedores, Administración, sociedad…).

Así, la identificación de esas necesidades, satisfechas o no, nos proporcionarán el contexto necesario para asegurarnos de que el servicio actual cumple las expectativas. El centrarnos en una visión focalizada exclusivamente en la tecnología (Digitalización) o en los clientes internos de ésta puede hacernos obviar grandes oportunidades o nuevos modelos de negocio fruto de un proceso de Transformación Digital correctamente planteado.

De forma complementaria, es preciso identificar en base a las necesidades anteriores puntos específicos de mejora en el servicio actual, para alinear el plan de Transformación Digital hacia el cumplimiento de estos objetivos.

Cabría entonces definir, consensuar y priorizar junto a Gerencia la nueva estrategia general en cuanto a las TI, los objetivos estratégicos a alcanzar y las acciones a abordar en el corto, medio y largo plazo, así como los recursos que se dispondrán para ello. Todo ello consolidado en un plan de acción inicial.

2. Introducción de la cultura digital

El primer paso, y quizás uno de los más importantes, es el asegurar el compromiso del equipo directivo: el plan de acción inicial debe ser aprobado previamente, así como el esfuerzo requerido de los trabajadores y la inversión necesaria para poder llevarlo a cabo.

Empoderar a gestores del cambio: es necesario comunicar oficialmente a lo largo y ancho de la organización la estrategia de Transformación Digital y los responsables de liderarla: típicamente el CIO (Chief Information Officer) , el CTO (Chief Information Officer) y el equipo TI), haciendo la introducción al nuevo proyecto de forma que se entiendan los beneficios que traerá parejos, para lograr la implicación de las personas.

En este punto, es de vital importancia la capacitación del personal en temas digitales, de forma que se tome consciencia de forma generalizada del valor de la información y su propagación digital a lo largo de la organización e incluso dentro y fuera de la misma, con las inmensas posibilidades que esto conlleva. El contar con un conocimiento general sobre las tecnologías y herramientas básicas e ir motivando a las personas a familiarizarse con ellas, permitirá una adopción más orgánica con menos resistencia al cambio. Sobre estas bases, hay que trabajar duro para alcanzar un cambio cultural permanente: si la organización percibe la Transformación Digital como un proyecto puntual, no se conseguirán todos los beneficios que conlleva. Esta transformación cultural debe basarse en la adopción de una filosofía de mejora continua, sustentada en la capacitación periódica del personal y en la medición sistemática de resultados, no como herramienta de mero control, sino como instrumento de experimentación y validación de hipótesis de negocio. Esta cultura corporativa es campo abonado para generar nuevas propuestas de valor a futuro para adaptar la operativa o modelos de negocio las veces que sea necesario.

3. Análisis de procesos

En una vertiente más técnica y cercana al plano operativo, es necesario estudiar los procesos de la empresa, documentándolos de forma sistemática e identificando ineficiencias y áreas de oportunidad, priorizando los procesos clave.

Este estudio de procesos no está limitado al área de producción, donde suelen estar reflejados en las memorias de APPCC o ISO, sino que quede buscar un enfoque global, reflejando cómo se comporta la organización a todos los niveles y las interdependencias entre los distintos departamentos y actores involucrados, tanto internos como externos. Con este enfoque se plantea la visión de la organización como un todo, rompiendo silos departamentales y alineando los esfuerzos particulares con los procesos y objetivos de negocio generales.

Tras este análisis cualitativo, se impone un análisis cuantitativo, mediante la definición de datos o eventos de interés, métricas e indicadores sobre los procesos clave, y una vez disponemos de datos, es el momento de analizar cómo las palancas digitales pueden ayudar a optimizar los procesos actuales y cuáles son las más adecuadas acorde a las necesidades y recursos disponibles de la empresa, conformando una hoja de ruta para la Transformación Digital.

Si es necesario, cabe rediseñar los procesos tradicionales para dar cabida a las nuevas operativas fruto de la aplicación de tecnología, ajustando los indicadores asociados hacia el cumplimiento de los nuevos objetivos.

4. Hoja de Ruta

Habiendo detectado los cuellos de botella de la organización y las problemáticas o necesidades de los distintos stakeholders, cabe proceder a su priorización, de cara a focalizar la búsqueda e identificación de soluciones para resolver las situaciones que se hayan definido como más importantes y/o urgentes. Esta priorización es crítica, y debe tener en cuenta todos los factores posibles: directrices corporativas, impacto en los resultados, medios disponibles (personales y económicos), condicionantes legales, riesgos, alcance deseado para esta iteración del proceso...

Estos condicionantes moldearán la lista de actuaciones definitiva hoja de ruta de su proyecto de Transformación Digital, la cual debe ser posteriormente completada con la descripción exhaustiva de cada una en sus aspectos funcionales, económicos y técnicos, proporcionándole una estrategia de implantación que garantice el éxito de la iniciativa.

Logo Oficina de Transformación Digital ANFACO-CECOPESCA

La Oficina de Transformación Digital de ANFACO-CECOPESCA busca fomentar la incorporación de nuevas tecnologías y soluciones digitales a la cadena de valor de la Industria Mar-Alimentaria gallega y española.

Contacto

  • OTD ANFACO-CECOPESCA
    Carretera Colexio Universitario, 16
    Campus Universitario de Vigo
    36310 Vigo
    Pontevedra
  • +34 986 469 301 (ext. 386)
  • otd@anfaco.es
Logo FEMP - Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca
Logo Xacobeo 2021
Logo Marca Galicia
Logo Xunta de Galicia